El piloto virtual valenciano, Daniel Moreno Gámez, ha sido condecorado con el Casco de Oro 2019. Terminaba el año 2019 para él como campeón de la SF1, y empieza 2020 con este reconocimiento a su trayectoria y con el objetivo de seguir superándose así mismo.

 

Dani Moreno, a pesar de su juventud con sus recién estrenados 19 años, se trata de un piloto que combina rapidez y paciencia, con ganas de medrar, y que representa los valores del simracing, destacando ser un piloto educado dentro y fuera de la pista, respetuoso y respetado. Al igual que muchos pilotos, no ha recibido ni una sola sanción en todo el año, cuestión que no le ha privado de cosechar triunfos. Un piloto muy discreto, pero que atesora un talento extraordinario que en poco tiempo comenzará a llamar la atención.

Ha sido el piloto que más carreras ha ganado en 2019 de #SF1 dentro de su equipo S2V Esports, un club ejemplar que con mucha seriedad y profesionalidad que realmente ha consolidado su sección de simracing en el sector. No sabríamos decir quién tuvo la suerte de tener a quién.

 

Pero no ha sido la suerte la que le ha llevado a Dani al éxito, sino su tesón, afán de superación y constancia, sin caer en el lado oscuro de la competitividad, y sabiendo dejarse aconsejar y tomar buenas decisiones. De un año para otro su mejoría ha sido notable, y es de suponer que ésta seguirá en aumento.

Otro de los valores a destacar ha sido el del compañerismo, tanto como el que ha demostrado otorgar, como el que ha recibido, sin el cual seguramente estaríamos ante un Dani Moreno distinto, de no haber sido por la magnífica relación con sus compañeros.

 

Este año el campeonato #SF1 ha tenido sin duda una de sus ediciones más exigentes, en las cuales Dani junto a sus compañeros han alcanzado siempre el podio; en las dos últimas temporadas acabaron en lo más alto consiguiendo la victoria. Dani también ha sabido enfrentarse en solitario a retos como los que tuvo en Dreamhack Valencia, o batiendo a varios pilotos de la F1 eSports Series en diversas ocasiones y situaciones.

Como dato anecdótico, esta es la primera vez que el Casco de Oro recae sobre un piloto cuyo simulador principal no es iRacing ni Gran Turismo. La competición virtual en F1 ha crecido y madurado, con muy buena sintonía entre sus participantes, y Dani ha estado a la altura como el que más.

 

Le deseamos la mayor de las suertes para sus próximos campeonatos y objetivos.

 

 

¡ENHORABUENA DANI MORENO!